EL ARTE DE ESTUDIAR
Página TERMINADA  
[]   [Portada]  [Portadilla]  [Prefacio]  [Contenidos]  [Introducción
[I]  [II]  [III]  [IV]  [V]  [VI]  [VII]  [VIII]  [IX]  [X]  [XI]  [XII]  [XIII]  [Palabras Finales]  [Anexo]  [Bibliografía
[Extras]

 I  < >
IX  ¿Cómo tomar buenos apuntes?

La actividad más frecuente de un alumno es asistir diariamente a clases o conferencias en que se exponen temas relativos a sus estudios, a trabajos prácticos en laboratorios o talleres (a veces en terreno) y/o en la biblioteca. En cualquiera de estas situaciones debes tratar de asimilar y retener el contenido de la información proporcionada.

¿Cómo sacar el máximo provecho de estas valiosas actividades de aprendizaje?

Hay una destreza, por lo general poco desarrollada, que propende a este fin. Es la destreza de tomar apuntes. El valor de ella se apoya en dos aspectos fundamentales:

a) Te mantiene atento y activo --no meramente receptivo-- en el proceso de asimilar informaciones, y...

b) Te proporciona un registro escrito que puedes volver a consultar repetidamente.

Hablemos primero de la forma como organizar los apuntes, su forma de presentación. Hay muchas maneras de proceder, algunas más apropiadas que otras.

Si usas un cuaderno de apuntes, tus notas estarán en orden cronológico, clase a clase, y todas juntas y no dispersas en distintos sitios, como suele ocurrir con estudiantes desordenados que usan hojas sueltas.

Sin embargo, el cuaderno tiene la desventaja de que no permite intercalar hojas cuando es preciso agregar más informaciones y tampoco permite reordenar los temas.

Por esto parece más recomendable usar un archivador con hojas perforadas, ya que se pueden ordenar por materias, insertando los apuntes de la clase donde mejor calcen por su tema, y se puedan completar posteriormente, como resultado de lecturas u otras fuentes consultadas.

El segundo gran problema es decidir qué anotaciones consignar y qué no consignar en el cuaderno o archivador de apuntes. Recuerda que no se trata de hacer una versión taquigráfica de la clase o conferencia. Se trata de anotar puntos claves en forma escueta y ordenada, que luego permitan reconstruir la totalidad de la comunicación, o por lo menos, de su parte medular.

Como el proceso de la comunicación es dinámico y continuado, cuando tratamos de tomar notas de una clase o conferencia, no contamos con mucho tiempo para realizar anotaciones.

Al tratar de retener el contenido de una exposición oral, las anotaciones deben cumplir, por lo menos, con dos requisitos fundamentales:

a) Ellas deben contener las ideas más importantes desarrolladas por el expositor, o los puntos de discusión más significativos, que te permitan reconstruir mentalmente el contenido total de la clase o del proceso práctico que hayas observado, y...

b) Ellas deben ofrecer un plan lógico de desarrollo de la presentación o argumentación, de modo que se vea claramente una jerarquía de conceptos.

Esto concluye a menudo en un esquema que te servirá para orientarte en tu propio estudio del tema.

Recuerda que hacer un esquema significa revelar la estructura de algo, llámese clase, conferencia, libro, cuadro. Debemos ser capaces de ver las partes integrantes de un todo y la forma como ellas se ensamblan para dar cuerpo a ese todo.

Si analizamos una clase o conferencia, veremos que entre pausa y pausa hay un núcleo central –una idea principal -- y algo que lo rodea y completa –los detalles significativos. Cada núcleo nos lleva a otro y así sucesivamente hasta llegar a la conclusión final. Hay entonces, ideas principales e ideas secundarias o de apoyo, de distinto grado de importancia, las que deben figurar en tu esquema a distintos niveles.

Veamos cómo. Generalmente:

1. Las ideas o aspectos principales van precedidos por números romanos: I, II, III, IV. V, etc

2. Las ideas secundarias, por mayúsculas (A, B, C, D, E, etc.).

3. Las ideas de tercer orden, por letras minúsculas a, b, c, etc.

4. Las ideas de cuarto orden, por números romanos chicos I, II, III, IV. V, etc

Esta enumeración se hace con margen escalonado, dando menor sangría a los más importantes, de esta manera:

I.  --------------------------------------------------
    A. -----------------------------------------------
    B. -----------------------------------------------
        1. -------------------------------------------
        2. -------------------------------------------
            a) ---------------------------------------
            b) ---------------------------------------
                 i. ----------------------------------
                ii. ----------------------------------
               iii. ----------------------------------
II. --------------------------------------------------

También suele usarse el sistema numérico, en que el margen izquierdo no varía, en esta forma:
1.          2.      3.4     4.2     5.3
1.1         2.1     3.1     4.3     5.4
1.1.1       2.2     3.2     5       5.5
1.1.2       2.3     4       5.1     5.5.1
1.1.3       2.4     4.1     5.2     5.5.2

Tu puedes adoptar el sistema que te sea más rápido y claro.

Además de la esquematización, en la toma de apuntes debes considerar la letra. Puedes usar un sistema de abreviaturas, siempre que sea claro y lo uses en forma consistente.

Escribe siempre en forma facilmente legible para que luego no pierdas tiempo tratando de descifrar lo que quisiste escribir. Deja líneas en blanco que te sirvan para visualizar mejor tu esquema y para completarlo después.

He aquí un modelo de hoja de apuntes sobre este tema (ver)

Finalmente, te ofrecemos una pauta que te puede ayudar a verificar la calidad de los apuntes que tu mismo haces, o de los que hacen tus compañeros de estudios. (ver)


En resumen:

1. Con estas sugerencias a mano estarás en condiciones de juzgar qué apuntes te servirán en el futuro y cuáles puedes desechar por inservibles.

2. Revisa tus apuntes recientes y trata de adecuarlos a los requisitos que has aprendido.



subir

 I  < >
 

    A Español en Internet Valid HTML 4.01! Valid CSS! Get Opera!   comentarios, sugerencias, etc.: e-mail  
[ 3712 ]