EL ARTE DE ESTUDIAR
Página TERMINADA  
[]   [Portada]  [Portadilla]  [Prefacio]  [Contenidos]  [Introducción
[I]  [II]  [III]  [IV]  [V]  [VI]  [VII]  [VIII]  [IX]  [X]  [XI]  [XII]  [XIII]  [Palabras Finales]  [Anexo]  [Bibliografía
[Extras]

 I  < >
V  ¿Cómo mejorar la lectura?

4. Corregir posibles fallas

Obsérvate a ti mismo al leer y si compruebas que adoleces de estas fallas trata de corregirlas con alguna de las siguientes medidas:

1.  Asegúrate de que no tienes ningún defecto visual  para realizar una lectura normal. Si lo hubiera, recurre a un oculista.

2. Aprende a  no vocalizar las palabras al leer,  lo que se consigue, en un comienzo, mediante un esfuerzo consciente. Puedes ayudarte sosteniendo entre los labios una hoja de papel o un lápiz para obligarte a no vocalizar.

3. Al leer,  subdivide las líneas en tramos  que corresponden a unidades conceptuales o margen de reconocimiento. Cada uno debería abarcar una unidad completa de pensamiento. Esta debe estar constituida por un sustantivo modificado por un adjetivo; un verbo acompañado por un adverbio; una frase breve, etc. Por ejemplo:

¿Cuáles son las unidades de pensamiento en la frase que estás leyendo ahora?

¿Cuáles son - las unidades - de pensamiento - en la frase - que estás leyendo ahora?

Si eres buen lector, habrás abarcado dos o más unidades en cada fijación.

Recuerda que al ubicar las unidades de pensamiento se aumenta el margen de reconocimiento y la lectura se hace más rápida.

4.  Practica una lectura veloz , manteniéndote alerta al propósito que persigues, y fuerza la vista a avanzar más rápidamente a lo largo de la línea, osea, aumenta tu margen de reconocimiento. No retrocedas para fijarte en lo que no hayas percibido muy bien.

Así entrenarás tanto tu vista como tu cerebro para realizar el proceso con velocidad creciente y mayor efectividad en la comprensión.

5.  Incrementa tu propio vocabulario.  Para comprender las ideas de los demás, expresadas oralmente o por escrito, y poder comunicarte tú mismo con fluidez, es esencial poseer un vocabulario amplio. El número de palabras que reconocemos a través de la lectura o el lenguaje hablado, constituye el vocabulario pasivo y excede en gran medida al que usamos diariamente al hablar o al escribir. Este último constituye nuestro vocabulario activo, el que se irá ampliando en la media en que aumentes tu lectura y tu experiencia de escuchar y de usar las palabras con el significado preciso.

  Introducción
1. Pasos antes de iniciar la lectura
2. Ser un lector escéptico
3. La lectura más rápida
4. Corregir posibles fallas  <--estamos aquí
5. Sugerencias y recomendaciones
6. Resumen

subir

 I  < >
 

    A Español en Internet Valid HTML 4.01! Valid CSS! Get Opera!   comentarios, sugerencias, etc.: e-mail  
[ 2362 ]